Elegir los colores para el comedor

colores-comedor

Presentamos aspectos y pautas a tomar en cuenta a la hora de elegir los colores para el comedor.

De lo primero que hay que tener en cuenta es que, independientemente de que la distribución del hogar esté conectada a la sala o a otras habitaciones, los colores que elijas deberán seguir una sola línea, para ello no dejes de observar, sobre todo, las habitaciones contiguas, pues si conectan con otros cuartos no es convieniente elegir colores que choquen o creen ambientaciones que no buscas, cuida la continuidad en el diseño de tu interior.

Recuerda que los colores siempre son alegóricos, si en tus espacios predominara el color verde y rojo, quizás parezca que tienes obsesión con la navidad y si esto no es así, no lo vas a desear para todo el año en tu casa. Fíjate también en el color de tus muebles y en qué tan iluminado está el espacio a decorar. si te falta luz, puedes apoyarte sin problemas en colores claros para no favorecer la oscuridad, en cambio si tu espacio recibe mucha luz te puedes dar el lujo de escoger colores más opacos, pues de todos modos el ambiente no se te va a sobrecargar.

No todas las paredes alrededor de tu comedor deben ser del mismo tono o color. Atrévete a engalanarlo y a experimentar, la pared del fondo de este espacio puede ser de un tono más oscuro que el de las demás, esto le da dinamismo a tu estilo, correctamente combinado puedes obtener un detalle muy elegante y ameno para tu sala-comedor. También se vale destacar otros elementos del espacio como las columnas y/o vigas, que pueden ser de colores distintos.

Ten en cuenta que las pinturas son de varias intensidades de brillo y están orientadas para cumplir ciertas funciones. Lo recomendado para las áreas comunes son los brillos satinados, semi-gloss y high-gloss, pues son más duraderos y se pueden limpiar con un paño húmedo.  Hay pinturas que son más resistentes a los rayones que otras, son las pinturas de acrílico, esto te lo recomiendo si tienes mascotas o niños, las pinturas de alto brillo sin limpian sin muchas complicaciones, esta es mi sugerencia si tienes niños que todavía te rayen las paredes. Un color como el beige, por ejemplo, puede combinarse con un marrón un poco más oscuro en la pared principal del salón, obteniendo un contraste que lo dote de distinción y modernidad. Recuerda que siempre se debe tener en cuenta el mobiliario, es muy importante que sus colores ensamblen con los de las paredes.

Existen otros tonos pastel que combinan muy bien con los colores más oscuros. Este es el caso del celeste turquesa, el cual puede combinarse con un azul más oscuro o incluso con marrón. Este color puede hacerse coincidir también con algún tono de verde, lo que en un primer momento puede parecer imposible de combinar, puede verse muy lindo si se sabe elegir los tonos indicados. Este tipo de combinaciones más aventuradas suelen relacionarse mucho con lo vanguardista y poco estructurado, así es que si tienes muebles y objetos decorativos que se adapten a estas combinaciones, no dudes en probarlas.

Boton Decoré magazine

Be first to comment