Ideas para la recámara del bebé

Finalmente ha llegado ese momento tan esperado en el que hay que comenzar a prepar la llegaa del bebé. La emoción es muy fuerte cuando visualizamos al primer hijo.

Es simplemente imposible no visualizar a una versión en miniatura de nosotros mismos utilizando todos y cada uno de los mueblesy accesorios que va a requerir; bañera, cambiador, moisés, cuna, almohadas, en fin. Aprovecha el segundo trimestre cuando ya puedes saber el sexo del bebé y comenzar a pensar en ciertos accesorios propios de su género. Aunque yo recomiendo ampliamente rehuir del clásico azul para los niños y rosa para las niñas. Espero los siguientes consejos logren compartir mi opinión.

Planifica la decoración globalmente, que apariencia o estilo pretendes darle a este cuarto lleno de sueños. Es lógico pensar que desde esta etapa, tú como mujer y tú como papá ya están creando lazos y vínculos con su futuro hijo y no sólo eso, también de pareja, esta fortaleza y estos momentos son los que los sacarán adelante en los momentos difíciles que siempre los hay.

Para comenzar, realiza una lista de los elementos primordiales. Esta organización te ayudar a economizar tus gastos a los próximos meses.

¿Qué te parece un estilo simple? Uno donde predomine lo funcional, muebles sencillos, un lugar que no solicita ni demanda gran cosa para verse ordenado. Básate en tres muebles grandes y lo conserva el resto del espacio, los muebles son la cuna, un armario alto y una cajonera amplia, distribuidos a no más de un metro de distancia para tener ropa, cambio de pañales y sábanas siempre disponibles para esas desmadrugadas en la que tienes que pasear al bebé para que se tranquilice y vuelva a conciliar el sueño.

Esto es una habitación práctica, sin muchos muebles pero bien seleccionados, te puedes permitir quizás un sofá de descanso con descansa pies para poder acomodarte ahí con el bebé en caso de que tus indicaciones sean descansar para recuperarte.

Existen temáticas completas con base en gran variedad de personajes infantiles, Winnie-Pooh, Blanca Nieves, Mickey Mouse, Bugs Bunny, me refiero a juegos de sábanas para cuna, almohadas y demás. Yo aconsejo evitarlos a toda costa y como te dije enfocarte en algo propio que te una con tu hijo desde antes de nacer.

Se recomienda también colocar dos tipos de lámpara, una en el centro del techo y otra en formato de media luna pegada a una pared destinada a los cuidados nocturnos de tu hijo, esta iluminación indirecta será menos violenta para sus ojos que la luz central.

Las cortinas también son necesarias para controlar la entrada de luz natural durante el sueño diurno del bebé. No utilices materiales que guarden el polvo, hay tejidos que no guardan tierra, o quizá la mejor opción es recurrir a persianas de plástico que son duraderas, fáciles de operar y que con un trapito húmedo están limpias en dos minutos.

Recuerda que aunque es agobiante, la etapa de recién nacido es cansada pronto se acaba. En menos de lo que te des cuenta, ya será un niño que ande gateando por toda la casa y llevándose todo a la boca, por ellos una buena medida de seguridad es conseguir  esquinas de goma para proteger las terminaciones puntiagudas que pudiera hacerle daño y también protectores de enchufes para que no vaya a recibir una descarga por meter el dedo húmedo de saliva.

Disfruta la llegada del primer hijo, una acontecimiento único que te transforma la manera en la que ves la vida y ahora seguramente la manera en la que vas a decorar tu casa.

Boton Decoré magazine

 

 

Be first to comment