Elegir los muebles complementarios perfectos para el comedor

Complemento comedor

Los muebles complementarios los hay de todo tipo y funcionan como apoyo decorativo para reforzar los elementos básicos de tu hogar, también atraen la vista y te permiten una existencia más cómoda.
Ahora, no es fácil elegir los muebles auxiliares y su ubicación. Hay gran variedad y utilidad; biombos, mesitas para el café, botelleros, lámparas, taburetes, etc., no sólo son prácticos y te pueden resolver una necesidad, también cumplen la doble función de completar el cuadro decorativo de tu sala y tu comedor. Estos elementos te permitirán dar el toque que buscas, o reforzar el estilo que desde un principio has querido; vintage, exótico, vanguardista, minimalista, rústico, es decir, en fin.
Esta idea de mueble auxiliar o complementario abarca una interesante gama de mobiliario y la elección depende en mayor medida de una necesidad específica; piensa en un biombo si lo que necesitas es delimitar espacios o áreas, la cocina del comedor, el comedor de la sala, mesitas de café o auxiliares para que durante la hora de los alimentos mantengas ciertos elementos a la mano de los asistentes a la mesa; cubiertos, postres, bebidas, el plato fuerte, todo lo que no podamos acomodar al centro del comedor.
No pierdas de vista que la creatividad es el límite y que la improvisación está permitida; un pequeño puf rígido cilíndrico puede también de mesita y de ese modo economizas espacio cuando tu hogar es más bien pequeño. Economizar espacio y muebles también te permitirá respetar las zonas de paso y tránsito.
Antes de colocar cualquier mueble, piensa en el conjunto que visualizas crear y su posición. Te comparto unas ideas para el living room. Si tu sala es más bien pequeña y rectangular, no batalles mucho, tu mejor opción es respetar una línea de paso lateral y orientar hacia las orillas tus muebles, si tu sala es más bien irregular, reparte los muebles del salón de tal manera que una imaginaria línea diagonal se dibuje. Esto le dará un efecto visual dinámico.
Soluciona el tránsito del comedor a la cocina con un guarda vajilla que también puede funcionar para guardar las botellas y copas que resulten incómodas en la mesa. Los estantes bajos también son ideales para guardar vajillas y mantelería. Un mueble cerrado los protegerá del polvo y no causan ruido visual.
Si tienes una vajilla vistosa lo mejor es lucirla con un cristalero que ostente tu buen gusto como una presea. Cerca de tu futón o sillón puedes colocar un revistero o mesita para el café que te permita tener a la mano tu material de lectura, así como un refrigerio o bebida.
No pierdas de vista tu objetivo, tu necesidad, si te das cuenta de que la mesita que colocaste en la sala más bien te está estorbando no te está resolviendo nada y más bien te está creando un problema. En la sala el sofá de mayor tamaño lleva la voz cantante, es el elemento a partir del cual se define la ubicación de prácticamente todo lo demás, así como el televisor, o tu centro de entretenimiento.

Boton Decoré magazine

Be first to comment