Personalizar la Recamara con los Colores Adecuados

Color en recamara

El color en la recamara

Nuestra personalidad es el aspecto que nos identifica como únicos e irrepetibles, nuestros gustos e inclinaciones reflejan nuestra personalidad y aquellos aspectos que llevan a la integridad. Cuando se desea personalizar la recámara con los colores justos, debemos mirar hacia dentro y definir los colores que nos gustan y los pequeños detalles con los que nos identificamos y disfrutamos. Una vez que hemos identificado los colores que más nos gustan, debemos tomar un vistazo a las sensaciones que nos presentan, es por esto que Decoré Interiorismo te presenta una breve introducción a la psicología del color y los efectos que producen en nosotros.

Recuerda que para poder personalizar la recámara con los colores justos, es necesario tomar en cuenta la cama, el edredón, lámparas, cómodas, cuadros y accesorios para un mejor diseño y por tanto un mejor balance.

Todos hemos escuchado acerca de la psicología del color y como afecta a las personas, a pesar de que todos contamos con una percepción distinta a los demás, existen ciertos aspectos que podríamos llamar como “efectos universales” que afectan nuestro estado de ánimo. La iluminación junto con los colores adecuados, pueden ayudarte a crear un estado relajante dentro de tu habitación.

Negro.- el negro es un color que se define por muchos como la saturación de los colores, es decir, se conforma por todos los colores en un mismo punto. Generalmente se asocia con el dolor, sufrimiento y obscuridad. Así bien, el negro se relaciona con la elegancia y sencillez. Para hacer uso del negro en la habitación, es necesario tomar en cuenta los espacios con los que se cuenta. Debido a su nivel de saturación se recomienda usarlo en pequeñas cantidades y en objetos específicos, como lo pueden ser lámparas y cómodas.

Rojo.-  el rojo se ve relacionado con el amor, pasión y el calor. Se dice que el rojo afecta el estado de ánimo de una persona, muchas veces lo encontramos en cadenas de comida rápida, ya que al parecer estimula el apetito e incrementa el nivel de alerta de nuestro organismo. Si deseas personalizar tu recámara con rojo, recuerda que es un color que puede afectar tu estado de ánimo de manera negativa creando reacciones que implican ira e impulsividad. Cuando se implementa este color dentro de la recámara se recomienda usarlo en pequeñas cantidades o intercalarlo con colores neutros que permitan un balance armónico.

Naranja.-  El naranja, al igual que el rojo, es un color energético y vivo. A pesar de que puede despertar una cierta energía dentro de nosotros, puede llevar a la saturación y frustración. Si deseas utilizar el naranja dentro de una habitación, te recomendamos usarlo en áreas comunes como salas o cuartos de estudio. El naranja promueve las relaciones interpersonales y la sensación de calidez.

Amarillo.- El amarillo se asocia con la alegría y la calidez. Es un color que permite una sensación de energía estable. Se recomienda su uso en tonos pálidos o pastel. El amarillo produce una sensación de calidez y euforia sin llegar a la saturación. Es ideal para cuartos compartidos, de estudio y para niños de 0 a 4 años.

Verde.- El verde es utilizado para fines de relajación y terapéuticos. Es ideal para niños y adultos, ya que promueve la relajación y es un buen remedio para el insomnio. Su efecto energético lo posiciona como uno de los colores ideales para recámaras y baños.

Blanco.- Generalmente este color se asocia con la limpieza, brinda un efecto neutro y de amplitud. Es un color neutro que va con todos los colores. A pesar de que implica un paso extra para su mantenimiento, el blanco es ideal para cualquier tipo de recámara.

Azul.- El azul es conocido, al igual que el verde, por su efecto hipnótico. El azul se relaciona con aspectos místicos y promueve el balance y la tranquilidad. Por otra parte el azul pudiese incitar aspectos relacionados con la depresión, por lo que se recomienda su uso en tonos claros.

Boton Decoré magazine

Be first to comment